Papa Francisco

desde Roma
 
~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

Día Mundial del Refugiado: El Papa alienta la solidaridad

 
 

Con motivo del Día Mundial del Refugiado (20 de junio de 2019), el Papa Francisco alentó a “la solidaridad con los hombres, mujeres y niños que huyen de la guerra, la persecución y las violaciones de los derechos fundamentales”.

 
 

“Que nuestras comunidades eclesiales y civiles estén cerca de ellas y atentas a sus necesidades y sufrimientos”, invitó durante el Ángelus que celebró el 16 de junio en Camerino, Italia central: tierra devastada. por el terremoto de 2016.

 
 
Esta es nuestra traducción de las palabras que el Papa ha pronunciado para introducir la oración mariana
 
Palabras del Papa en el Ángelus
 
Ayer, en Pozzomaggiore, Cerdeña, Edvige Carboni, una mujer sencilla del pueblo que abrazó la Cruz en su humilde vida diaria, dando un testimonio de fe y caridad, fue proclamada bienaventurada. Demos gracias por esta fiel discípula de Cristo, que pasó toda su vida al servicio de Dios y del prójimo. Un aplauso a la nueva beata,  ¡todos!
 
Queremos recordar a los refugiados de una manera especial en la Jornada Mundial dedicada a ellos por las Naciones Unidas. Este jornada invita a todos a la solidaridad con los hombres, mujeres y niños que huyen de la guerra, la persecución y las violaciones de los derechos fundamentales. Que nuestras comunidades eclesiales y civiles estén cerca de ellas y atentas a sus necesidades y sufrimientos.
 
También me preocupa el aumento de las tensiones en el Golfo Pérsico. Invito a todos a usar las herramientas de la diplomacia para resolver los complejos problemas de los conflictos en el Medio Oriente. También renuevo a la comunidad internacional un llamamiento urgente para hacer todos los esfuerzos posibles para promover el diálogo y la paz.
 
Al final de esta celebración, saludo a todos cordialmente, aquí presentes. Extiendo con afección mis saludos a los enfermos, a los ancianos, a los presos y a todos aquellos que, a través de la radio y la televisión, se han unido espiritualmente a esta misa. Agradezco sinceramente a todos aquellos (instituciones, organizaciones, asociaciones e individuos) que han trabajado en mi breve pero intensa visita, colaborando generosamente con la Arquidiócesis de Camerino-San Severino Marche. Deseo enviar un saludo especial y aliento a la gente de San Severino Marche, a quien saludaré desde arriba mientras sobrevuele sobre su ciudad en helicóptero.
 
Queridos hermanos y hermanas, caminad unidos y gozosos por el camino de la fe, la esperanza y la caridad, fieles a los muchos testimonios de santidad de los cuales vuestra tierra es rica. Pienso, entre otros, en San Venanzio, San Severino, San Ansovino, San Nicola da Tolentino, San Pacífico y en la Bienaventurada Battista Varano. También pienso en las muchas figuras de “santos de las puertas de al lado” no beatificadas o canonizadas que han sostenido, y sostienen, y han transformado a las familias y comunidades por la fuerza de sus vidas cristianas.
 

Y ahora recitemos juntos la oración del Ángelus . Confío a toda la comunidad diocesana a la Santísima Virgen, a quien veneráis en muchos santuarios y a quien invocáis especialmente bajo el título de Santa María en la Via. Que, animando con su presencia materna la primera comunidad de discípulos de Jesús, ayude también hoy a la Iglesia a dar un buen testimonio del Evangelio.  

 
 

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

Papa Francisco aseguró que el diablo sí existe

 
 
En muchas ocasiones a lo largo de su pontificado, el Papa Francisco ha alertado a los fieles de todo el mundo de la existencia y acción del diablo.
 
Aquí hay 15 ocasiones en las que el Santo Padre habló fuerte y claro sobre el demonio, su existencia, su acción y lo que puede hacer un católico para combatirlo:
 
  1. El diablo no es un mito y debemos combatirlo
El 30 de octubre de 2014, en la homilía de la Misa que presidió en la capilla de la Casa Santa Marta, donde reside, el Santo Padre dijo que “a esta generación y a muchas otras se les ha hecho creer que el diablo era un mito, una figura, una idea, la idea del mal ¡pero el diablo existe y nosotros debemos combatir contra él! ¡Lo dice San Pablo, no lo digo yo! ¡Lo dice la Palabra de Dios!”.
 
“El diablo es mentiroso, es el padre de los mentirosos, el padre de la mentira”, dijo.
 
  1. La táctica del demonio para tentar al hombre
El 11 de abril de 2014, el Santo Padre explicó que así como el demonio “tentó a Jesús tantas veces, y Jesús sintió en su vida las tentaciones”, así también los hombres son tentados.
 
“También nosotros somos objeto del ataque del demonio, porque el espíritu del mal no quiere nuestra santidad, no quiere el testimonio cristiano, no quiere que seamos discípulos de Jesús”, dijo.
 
“¿Cómo hace el demonio para alejarnos del camino de Jesús? La tentación comienza levemente, pero crece: siempre crece. Segundo, crece y contagia a otro, se transmite a otro, trata de ser comunitaria. Y, al final, para tranquilizar el alma, se justifica. Crece, contagia y se justifica”, advirtió.
 
  1. Existe el demonio y hay una guerra contra la verdad y la vida
El 31 de diciembre de 2015, en una audiencia con miles de niños en el Aula Pablo VI en el Vaticano, el Santo Padre dijo que “en el mundo existe la lucha entre el bien y el mal, dicen los filósofos. Es la lucha entre el demonio y Dios. Esto existe todavía. Cuando a cada uno de nosotros le vienen las ganas de hacer una maldad. Esa pequeña maldad es una inspiración del diablo. Que a través de la debilidad que ha dejado en nosotros el pecado original te lleva a esto. Se hace el mal en las pequeñas cosas como en las cosas grandes”.
 
Es una guerra contra la verdad de Dios, la verdad de la vida, contra la alegría. Esta lucha entre el diablo y Dios dice la Biblia que continuará hasta el fin”, explicó.
 
  1. El diablo tiene 2 armas para destruir a la Iglesia desde dentro
El 9 de septiembre de 2016, en un discurso ante más de 100 obispos en el Vaticano, Francisco señaló que “las divisiones son el arma que el diablo tiene más a la mano para destruir la Iglesia desde dentro. Tiene dos armas, pero la principal es la división: la otra es el dinero. El diablo entra por las rendijas y destruye con la lengua, con los chismes que dividen y el hábito de chismorrear, que es una costumbre de ‘terrorismo’”.
 
“El chismoso es un ‘terrorista’, que lanza la bomba –el chisme– para destruir. Por favor, luchen contra las divisiones, porque es una de las armas que tiene el diablo para destruir a la Iglesia local y la Iglesia universal”.
 
  1. ¡Cuidado con el diablo porque causa división y juega sucio!
El 12 de septiembre de 2016, el Santo Padre dijo en la Misa en Santa Marta que en la Iglesia “el diablo siembra celos, ambiciones, ideas, ¡pero para dividir! O siembra codicia”.
 
Cuando eso pasa ocurre como cuando hay guerra: “todo queda destruido”. “Y el demonio se va contento. Y nosotros, ingenuos, entramos en su juego”.
 
  1. ¡La guerra viene del demonio porque quiere el mal!
El 20 de septiembre de 2016, en la homilía de la Misa en la Casa Santa Marta, el Papa explicó que la guerra es uno de los signos del demonio.
 
“No existe un Dios de la guerra”, afirmó; y precisó que es una obra del “maligno” que quiere matar a todos”. Por eso, Francisco pidió orar con la convicción de que “Dios es un Dios de paz”.
 
Hoy se invita “a todos los hombres de buena voluntad, de cualquier religión, a orar por la paz” porque “¡el mundo está en guerra y sufre!”, dijo.
 
  1. La corrupción es hacerse seguidor del diablo

El 17 de noviembre de 2016, en un discurso a la Asociación de Empresarios Católicos, Francisco señaló que la corrupción es “hacerse seguidor del diablo”.

“La corrupción está generada por la adoración del dinero y vuelve al corrupto prisionero de esa misma adoración. La corrupción es un fraude a la democracia, y abre las puertas a otros males terribles como la droga, la prostitución y la trata de personas, la esclavitud, el comercio de órganos, el tráfico de armas, etc. La corrupción es hacerse seguidor del diablo, padre de la mentira”, afirmó el Santo Padre.
 
  1. Con el diablo no se dialoga
El 25 de noviembre de 2016, también en Santa Marta, el Pontífice dijo que el diablo “es un mentiroso. Aún más: es el padre de la mentira, que genera mentiras. Es un estafador. Te hace creer que si comes de esta manzana serás como un Dios. Te la vende de ese modo y tú la compras, y al final te estafa, te engaña y te arruina la vida”.
 
El Pontífice se preguntó cómo podemos hacer para no dejarnos engañar por el diablo. “Jesús nos enseña cómo: no dialogar nunca con el diablo. Con el diablo no se dialoga. ¿Qué hizo Jesús con el diablo? Lo alejaba”.
 
  1. Dios permite que el demonio tiente a los sacerdotes para que crezcan en la fe
El 2 de marzo de 2017, en un encuentro con el clero de la diócesis de Roma en la Basílica papal de San Juan de Letrán, el Pontífice puso como ejemplo a seguir para los sacerdotes la fe de Simón Pedro, constantemente sometida a prueba por el demonio. Esta clase de pruebas “Dios no las manda directamente, pero tampoco las impide”, dijo.
 
“Toda la vida de Simón Pedro puede verse como un progreso en la fe gracias al acompañamiento del Señor, que le enseña a discernir en el propio corazón aquello que procede del Padre y lo que procede del demonio”.
 
“Quizás, la tentación más grande del demonio fue esta: insinuar en Simón Pedro la idea de no ser digno de ser amigo de Jesús porque lo había traicionado”, indica el Pontífice. “Pero el Señor es fiel. Siempre. Y renueva siempre su fidelidad”.
 
  1. El diablo siempre entra por el bolsillo
El 1 de abril de 2017, en la audiencia que sostuvo con la Comunidad del Pontificio Colegio Español San José de Roma, el Papa dijo a los sacerdotes que “el diablo siempre entra por el bolsillo”.
 
Los sacerdotes, dijo Francisco, “no se pueden contentar con tener una vida ordenada y cómoda, que les permita vivir sin preocupaciones, sin sentir la exigencia de cultivar un espíritu de pobreza radicado en el Corazón de Cristo que, siendo rico, se ha hecho pobre por nuestro amor o, como dice el texto, para enriquecernos a nosotros”.
 
  1. ¿Qué hacer si el demonio te seduce? El Papa da algunas recomendaciones
El 13 de octubre de 2017, en la Misa en la capilla de la Casa Santa Marta, el Papa alentó a los fieles a estar “vigilantes” frente a las tentaciones y el actuar del demonio, que “lentamente” busca cambiar los criterios en nuestra vida “para llevarnos a la mundanidad”.
 
“Se mimetiza en nuestro modo de actuar, y nosotros difícilmente nos damos cuenta”, dijo.
 
  1. El Papa Francisco hace una nueva advertencia sobre Satanás
El Papa Francisco advirtió el 13 de diciembre de 2017 que el diablo “no es una cosa difusa”, sino “una persona” con quien no se debe dialogar.
 
“Con Satanás no se puede dialogar. Porque si comienzas a dialogar con Satanás, estás perdido. Es más inteligente que nosotros. Te rodea, te rodea, te hace dar vueltas la cabeza y estás perdido”, señaló.
 
  1. Papa Francisco: Allí donde está la Virgen no entra el diablo
En la Basílica de Santa María La Mayor en Roma, Italia, el Papa Francisco dijo el 29 de enero de 2018 que “allí donde la Virgen habita, el diablo no entra en esa casa”.
 
“La Madre custodia la fe, protege las relaciones, salva en la intemperie y preserva del mal”, aseguró.
 
  1. El Papa avisa: El diablo está derrotado, no os dejéis engañar por él
El 8 de mayo de 2018, el Papa Francisco dijo que el diablo “es peligrosísimo. Se presenta con todo su poder, y sus promesas son todas mentira, y nosotros, como tontos, las creemos”.
 
Sin embargo, destacó, el diablo “está derrotado” y “podríamos decir que está moribundo”.
 
  1. Papa Francisco: El diablo busca destruir la armonía entre el hombre y la mujer
A primera hora del 1 de junio de 2018, en la capilla de la Casa Santa Marta, el Santo Padre advirtió que el demonio continúa persiguiendo y atacando porque quiere destruir la armonía entre el hombre y la mujer, y denunció una vez más las “colonizaciones ideológicas” y otras formas de destrucción.
 
  1. ¿El diablo es solo un cuento de ancianas? Así responde el Papa Francisco
En un diálogo que sostuvo con niños en la parroquia romana de San Crispino de Viterbo el 3 de marzo de 2019, el Papa Francisco advirtió sobre el diablo, que no es “solo un cuento de ancianas”.
 
El diablo, le dijo a los niños, “existe, sí, es verdad, y es nuestro mayor enemigo. Es el que trata de hacernos resbalar en la vida. Es el que pone malos deseos en nuestros corazones, malos pensamientos y nos lleva a hacer cosas malas, las muchas cosas malas que hay en la vida, para terminar en guerras”
 
  1. El Papa recuerda que Satanás existe y que Jesús lo derrotó
En la Audiencia General del 1 de mayo de 2019, fiesta de San José, el Papa Francisco recordó que el mismo Jesús, como narran los Evangelios, enfrentó en el desierto al diablo, “pero Jesús rechazó toda tentación y salió victorioso”.
 
El Pontífice explicó que la vida pública de Jesús comenzó “con la tentación que viene de Satanás. Satanás estaba presente allí. Mucha gente que dice: ‘Pero por qué hablar del diablo, que es una cosa antigua, el diablo no existe’. No, mira lo que te enseña el Evangelio: Jesús se enfrentó al diablo. Fue tentado por Satanás”.